martes, 3 de septiembre de 2013

LA FIEBRE DEL RAÓN

Es acercarse el primero de septiembre y la gente comienza a adoptar un extraño comportamiento. De repente los negocios dedicados a vender material de pesca se ven desbordados por un aluvión de personas que encargan cebo, aparejos,  hilos, anzuelos, bajos ya hechos...¿Pero qué es lo que pasa? ¿La gente se ha vuelto loca?


Nada de eso, lo que pasa es que a partir del 1 de septiembre se abre la veda del raón en las Islas Baleares. Protegido con dicha veda desde hace ya unos años, la pesca de este  llamativo pez se ha convertido en toda una tradición para todo el mundo que sale a pescar. Es más, hay gente que sólo sale al mar a pescar una o dos veces al año con tal de capturar un buen rancho de raones. Y no es para menos, ya que llega a alcanzar en el mercado precios que marean, hasta  100€ el kilo!!!!
También hay un cupo máximo de 50 piezas por pescador.

Alta densidad de embarcaciones sobre el pesquero

Personalmente pienso que este pez está sobrevalorado. Lo que provoca que llegue a alcanzar estos precios tan elevados es que está durante muy poco tiempo a la venta en los mercados debido a su veda y sufre una fuerte demanda por parte del consumidor. Pero hay que reconocer que su carne blanca está bastante buena, pero no tanto como para pagar según que suma de dinero.
el cebo empleado: coreano, rosca, jurel y langostino
















No os voy a soltar un rollazo científico sobre hábitat i morfología de este pez, sólo deciros que no suele pasar de los 25 cm y que tiene morada sobre fondos arenosos de entre 10 y 30 metros. En la costa peninsular mediterránea lo llaman lorito.

 Lo que os quiero contar es un poco el devenir de la jornada de pesca dedicada al raón.

Tras el plantón de uno de los integrantes del grupo (que además era el propietario del barco que nos tenía que llevar porque la noche anterior se le había convertido en día...qué mala es Ibiza para los que quieren madrugar) decidimos ir a casa de mi compañero y coger su barca con el remolque. Así que sobre las 9:30h nos encontrábamos ya a pié de playa para poner proa hacia el pesquero. Ese día es fácil saber donde están las pesqueras, sólo basta con observar por dónde se distribuyen las nubes de embarcaciones.

Un "pedaç", captura habitual

Picada múltiple



















La zona elegida fué todo un clásico: Es Freus. Nada más dejar caer las cañas los peces atacaban nuestros cebos con un ritmo frenético, algo muy característico cuando el raón muestra actividad. Y a buen ritmo, iban subiendo a bordo, a veces de tres en tres.





Con un trapo evitaremos mordeduras desagradables










Al principio se pescaba con relativa comodidad, ya que el viento y la corriente eran moderados, pero a medida que el día avanzaba, la fuerza del viento fué in crescendo lo que nos obligó a cambiar de lugar: Cala Saona. Pero allí la actividad era prácticamente nula, por lo que tras una breve pausa para comer y darnos un chapuzón en las cristalinas aguas de s'Espalmador, decidimos volver al primer sitio del dia. La corriente era más fuerte aún, pero decidimos quedarnos ya que el ritmo de capturas era bastante bueno.

Cualquier embarcación vale para pescar

Sobre las 19:00h dimos la jornada por concluída y pusimos rumbo hacia la rampa para sacar la neumática.

¿VEDA SÍ O VEDA NO?

No pongo en duda el valor de la veda para una especie tan castigada como es el raón, que sufre una auténtica persecución debido a su altísimo valor comercial. Es más, se ha demostrado que desde que está en veda, el pez ha aumentado considerablemente de tamaño y la población se regenera año tras año.
 Lo que me pregunto es que con la instauración de una veda pueda provocar aún más presión sobre este animal marino, ya que el síndrome de abstinencia de su pesca debido a la veda haya provocado una auténtica fiebre y durante los primeros dias permitidos para su pesca, esta es tan intensiva, que hay zonas que quedan totalmente arrasadas por los pescadores, convirtiendo los fondos arenales marinos en auténticos desiertos sin vida.

2 comentarios:

Toni Martínez dijo...

No entiendo a los pescadores que solo van a llenar cubos y cubos sin pensar que hay que cuidar más las especies... la pesca de loritos es entretenida pero esta fiebre raya lo ridículo. Por el bien de este pez espero que en vez de veda se inpongan restrictivos cupos y como siempre...MÁS VIGILANCIA!! Buena entrada!!! ;)

XP dijo...

Hola Pep,
Acabo de descubrir tu blog, algo tarde...pero.
Por mi zona de pesca, el sur de la Costa Brava, es un fiebre a partir de junio que es cuando aproximadamente empiezan a aparecer.
La secuencia es clara, una determinada zona se "infecta" de barcas, que paulatinamente van desapareciendo hasta que con el paso de los días, van desapareciendo claro está porque se esquilma a esto pececillos.
Un bocado excelente, pero que ante tanta concurrencia, es una pesca que me cuesta practicar.
Un saludo
Alex