martes, 13 de diciembre de 2011

I COPA COLMIC IBIZA, el día ha llegado

Por fin llegó el día. La I COPA COLMIC IBIZA, evento organizado por Pesca Sant Jordi en colaboración con la marca COLMIC, ya estaba en marcha, con la presencia de pescadores de Surf-Casting de gran nivel. Así como gente de los diferentes clubs de pesca de la isla: Pesca Club Sant Antoni de Portmany y el club de Pesca Santa Eulalia.



Así, el sábado pasado, día 10 de diciembre se dieron cita sobre la arena de Platja den Bossa un total de 49 pescadores, más unos cuantos entre los que se incluían a la organización, Isma y Alejandro, unos cuántos voluntarios, y el que escribe, que estuvo por allí playa arriba y playa abajo, además de ir preguntando, para hacer el siguiente artículo.












Ya hacía tiempo que en la isla no se organizaba un evento de este calibre, y a todos nos sirvió, de una forma u otra, que vinieran pescadores de gran nivel, como son Enrique Martínez (a la postre ganador del torneo), Daniel Mas, Alejandro Pérez y Antonio Escaño. Tanto para dar prestigio a la competición para posteriores eventos como para disfrutar de su compañía y saber hacer.
Alejandro Pérez, uno de los favoritos

Tampoco debemos olvidar a grandes pescadores locales como a Emilio Pardo, Alex Vargas, Raúl Francisco o Alfonso García.

EL PRINCIPIO

Los pescadores estaban citados a las 15h de la tarde. Todos esperaban con ansias el inicio de la competición. A medida que se acercaba la hora del comienzo, la gente se iba arremolinando alrededor de la mesa donde se realizaría el pertinente sorteo de los puestos. La gente que frecuenta esta playa para pescar ya sabe cuales son las zonas más querenciosas y donde hay más posibilidades de hacerse con un buen número de capturas.
La zona delimitada para la competición era desde el bar Crystal, hasta casi el final de la playa, allá por la torre de la Salrosa.
Los pescadores momentos antes de comenzar
Las condiciones meteorológicas eran buenas, el día había transcurrido nublado pero sin amenazar lluvia. La noche fué intercalando claros y nubes y el frío no fué muy acuciante. El mar como un plato con suave brisa proveniente de tierra y en el cielo una luna redonda y pálida como sólo ella puede estar. Según algunos pescadores, no era la mejor situación para la práctica de la pesca, ya que preferían menos luna (y por lo tanto menos luz) y el mar un poco más agitado. Los engaños eran demasiado evidentes para los peces.

EL DESARROLLO

La pescada dio comienzo, tras un pequeño retraso, sobre las 17H. Un sonoro petardazo en la playa inició el juego del gato y el ratón, solo que esta vez había muchos gatos sobre la arena; sólo faltaba que dentro del agua hubiera muchos ratones también.



Durante toda la jornada tuve la ocasión de hablar con casi todos los pescadores, intercambiando impresiones,viendo multitud de bajos, cebos y técnicas a emplear. La verdad es que no había prácticamente dos competidores iguales, siendo algunas cosas tan dispares como el cebo empleado; por ejemplo, vi desde el fino y discreto gusano catalana (llombriú) a un cangrejo ensartado en un anzuelo. 

Un buen surtido de bajos es siempre necesario
 













La mayoría de los participantes optaron por este tipo de cebo, la catalana, junto con el coreano y la rosca. También había algunos que engancharon en sus anzuelos una tita, buscando seguramente piezas de mayor porte que desequilibrasen la balanza final.

Las primeras capturas

Como suele ser habitual en este tipo de eventos, las capturas no destacaron por su abundancia. Aún así, hubo pescadores que se hicieron con un buen cubo de pescado. Otra cosa que se echó en falta fué la captura de un pez “noble” como hubiera sido una dorada, a todos nos hubiera visto a una buena pepona, pero es esquivo este pez, y anduvo lejos de la pesquera durante la jornada.

Las capturas fueron las habituales de un fondo arenoso con algas: mabres (herreras), sargos, variadas, dobladas, vacas, un salmonete y dos congrios.
Alfonso con una buena vaca


¿Quién dice que la pesca es cosa de suerte? Ciertamente, un golpe de suerte lo puede tener cualquiera, pero el saber hacer en el mundo de la pesca cuenta, y mucho. Si no cómo nos podemos explicar que entre los cuatro primeros clasificados hubiera gente que se dedica al mundo de la pesca (incluso patrocinados por marcas de artículos de pesca), si no profesionalmente, si de una forma reglamentaria y asidua, asistiendo a múltiples competiciones, incluso fuera de nuestras fronteras. Otro aspecto remarcable, y que ya expuse en el anterior artículo de este blog, MI PRIMERA VEZ, es que la pesca de recreo poco tiene que ver con la pesca de competición. Son normas diferentes, estilos en muchos casos opuestos. Ni mejor ni peor, distintos.

De esta manera, rápidamente fueron cogiendo ventaja aquellos que están más avezados a la pesca de competición, manteniéndose en cabeza durante toda la jornada de pesca, dejando poco margen al factor sorpresa. A destacar la labor del local Raúl,  que se hizo con un gran quinto puesto, además de poner en seco a un buen escamudo, un ejemplar de salpa de buen porte que se llevó el premio a la pieza mayor.

Raúl con un congrio (que no contó como pieza mayor)


Para mí, el aspecto más negativo de la jornada fué que hubo pescadores que hicieron un cero, no teniendo absolutamente ninguna picada en toda la tarde/noche, nulo premio para una entusiasta participación (nadie dijo que el mundo del atrapapeces fuera justo)

EL DESENLACE

El torneo también acabó antes de la hora prevista. Sobre las 21:30 sonó el petardo que ponía fin a la competicón. Era el momento del pesaje y los contendientes fueron llegando poco a poco donde estaba situada la báscula para comenzar a ver, cuál sondeo electoral, cómo iba quedando la clasificación.

El cubo del ganador del torneo, Enrique Martínez hijo
Posteriormente degustamos una buena cena, acompañada de buen vino y mejor compañía (por cierto, la carne estaba tremenda!!) Durante toda la jornada se respiró un agradable ambiente y un buen compañerismo. 

Las bolsas con todas las capturas
La pescata de Raúl con la pieza mayor, una salpa.
 










En conclusión, que eventos como este deben hacerse con más frecuencia, no por el hecho de competir en sí, ni para demostrar que unos son mejores que otros, nada de eso. La esencia de la pesca reside en compartir grandes y agradables momentos cerca del mar, y si es en compañía, pues mejor, ¿verdad?

Para concluir me gustaría dar las gracias y la enhorabuena a varias personas:

  • Primeramente y sin que esto signifique preferencia, a la organización, PESCA SANT JORDI, osea, Alejandro e Isma, por la organización del evento, que aunque mejorable en algún aspecto muy puntual, han sacado una gran nota. No debe ser nada fácil organizar a tanta gente para un fin común.


  • A TODOS los pescadores (ganadores y no ganadores) y voluntarios/as asistentes, sin ellos, todo esto no hubiera sido posible.
  • Darle las gracias también a Emilio, ya que yo también me llevé premio (y eso que ni traje las cañas de pescar)


Nos veremos pronto...

LA ENTREGA DE PREMIOS 

                                     LOS PREMIOS      
 
 


























                                                                       EL PODIO (hombres)

1er clasificado y mayor nº de especies, Enrique Martínez

2º clasificado, Antonio J. Escaño
3er clasificado y más especies capturadas, Alejandro Pérez



 







5º clasificado y pieza mayor, Raúl Francisco

4º clasificado, Pere Barceló









GANADORA FÉMINAS

1ª Clasificada damas, Sebastiana

P.S. En breve cologaré a la derecha del blog una animación por diapositivas con todas las fotos de la Copa Colmic. Haciendo "click" con el ratón sobre el álbum podréis visualizar las fotografias en un tamaño más grande.

2 comentarios:

artur dijo...

dond esta la photo 6 clasificado,s continua con la tranpa.....

Toni Martinez dijo...

mi más sincera enhorabuena por tal evento en mi isla preferida.Un saludo!!